Lecturas para la hora del té I: “A la caza del amor”, de Nancy Mitford

 a la caza del amor portada Asteroide

Linda Ratlett convierte su vida en una permanente búsqueda del amor. ¿Y quién no, no es cierto? Así, aunque Linda parece la protagonista de esta maravillosa novela, es el Amor el que ocupa el lugar principal de la trama. Y toda la loca, en ocasiones divertida, otras exasperante, familia Radlett. Mi preferido, he de confesar, es el fantástico hipocondríaco Davey.

Dejar de leer A la caza del amor es perderse un buen número de enormes momentos de humor inglés (y debo confesar que nada me gusta más que el humor inglés), de irónica y excelente escritura, de genial cursilería y esnobismo, de crítica social bien integrada, de satírica perspicacia.

Y, como no, lleno de té:

Aquella Navidad, a los catorce años, irrumpí en el salón de Alconleigh cegada por la luz después de un trayecto de seis millas desde la estación de Merlinford. Todos los años era igual: llegaba con el mismo tren, a la hora del té, y siempre encontraba a tía Sadie y a los niños alrededor de la mesa debajo de la pala de zapador, exactamente igual que en la fotografía. Siempre la misma mesa y los mismos cacharros para el té: las tazas de porcelana con rosas grandes, la tetera y la bandeja de plata para los bollos encima de las diminutas velas que la mantenían caliente… Los seres humanos, por supuesto, se hacían mayores de forma imperceptible: los bebés se convertían en niños; los niños crecían (…)

 

P.S: Si no conocías a las hermanas Mitford, tienes más información aquí

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s