Earl Grey: mi té para las tardes de lluvia.

image

Me gustan mucho los días de lluvia. Las tardes de lluvia de los domingos siempre han sido de mucho disfrute. Aunque si alguien me preguntase si, después de dos semanas lloviendo sin parar, me gusta la lluvia, con seguridad contestaría que estaba ya aburrida de tanta agua. Pero, pese a eso, las tardes de lluvia son mis favoritas. Un libro, música y un té con pastas o galletas de chocolate, y ver llover. Y ahora, que lo que vivo son las tardes de cierzo y las lluviosas son tan escasas, esos momentos de sofá con mi Earl Grey al lado son mucho más valiosos. Porque, no sé por qué razón, mi té de los domingos de lluvia es el Earl Grey. Quizá por lo mucho que me gusta la literatura inglesa. Y este es un té inglés desde el principio de su historia; de hecho, su nombre se dice que se debe al Conde de Grey, quien, se desconoce cómo, recibió una mezcla de té negro con aceite de bergamota, que le gustó desde el principio y a la que se aficionó. Tanto que, cuando se le acabó, acudió a Jacksons of Piccadilly, que ahora es propiedad de la muy conocida Twinings, para que le elaborarán más. Y es curioso, porque no registraron el nombre como marca comercial; así que cualquiera puede usarlo.

La bergamota es una fruta cítrica, del tamaño de una naranja y el aspecto y color de un limón; de su piel se obtiene un aceite que se mezcla con té negro, Hoy en día, esta mezcla simple de té y aceite de bergamota no se usa solamente con té negro, sino que puedes encontrar té verde o rooibos. E, incluso, variedades con flores, como jazmín o pétalos de rosa. Y si al original se le reduce la cantidad de aceite de bergamota y se le añaden aciano, cáscara de naranja y de limón, lo que tomas es un Lady Grey. El té Earl Grey se toma normalmente con una nube de leche o con crema de leche. Pero si le añades una rodaja de limón estará delicioso. Endúlzalo con azúcar moreno, pero poco a poco ve atreviéndote a tomarlo sin endulzar. Por cierto, que este es uno de los tés más consumidos en bolsitas. Además, el Earl Grey puede ayudarte a bajar el colesterol y a protegerte de ataques al corazón. Esto se debe al aceite de bergamota, que reduce los niveles del colesterol malo y aumenta los del colesterol bueno. Al menos, eso parece según un estudio de la Universidad de Calabria que fue noticia en el Daily Mail. Por cierto, que Calabria es el mayor productor de bergamota del mundo y, de hecho, esta fruta es el símbolo de la región.

Ahora no está lloviendo. Y es sábado por la tarde. Pero, ¿qué más da si el momento siempre es bueno para tomarse un Earl Grey? ¿Y el tuyo? ¿cuál es tu momento?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s