Cuentos de té II: El color del futuro.

glass-97504_1280

Se preparó un té negro, de los que le gustan. Negro como el futuro, pensó. Tras la ventana, ve cómo llueve. Siempre le ha gustado la lluvia. La lluvia limpia, ha creído siempre. Se asoma al cristal con la taza de té calentándole las manos y observa el paso rápido de la gente. Llueve, y lleva la taza a la boca. No es opaco el té; puede ver el fondo de la taza a través del líquido ambarino.

La lluvia aclara y limpia, y el futuro quizá sí sea realmente del color del té. Y no es tan negro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s