Cuentos de té III: Té para el mal de angustias.

Que mis amigas narradoras, relatadoras, cuentistas, me cedan sus historias para este blog, ¿qué queréis que os diga?, me enorgullece tanto. Sobre todo si sirve para celebrar el Día del Libro. 

Gracias, Rosa Mª, por este relato que me ha puesto el nudo en la barriga a mí al leerlo.

Imagen extraída de la pag. 88 de "The boy travellers in the Russian empire: adventures of two youths in a journey in European and Asiatic Russia, with accounts of a tour across Siberia.." (1886)

Imagen extraída de la pag. 88 de “The boy travellers in the Russian empire: adventures of two youths in a journey in European and Asiatic Russia, with accounts of a tour across Siberia..” (1886)

A Nazario el médico le había recomendado una taza de té diaria contra el mal de angustias. El porquero no sabía explicarse mejor y el matasanos no dio importancia a ese nudo en la barriga, esos nervios que le arañaban por dentro, esa lumbre interna que le subía hasta el gaznate, ese reconcome que le tenía al borde de la locura. Tal vez si Nazario le hubiera dicho al doctor que había enterrado a su mujer en la porqueriza después de una noche bañada en aguardiente, el médico le hubiese ayudado a matar ese monstruo que le devoraba las entrañas.

(Rosa María García Ruiz. Finalista Premio Twinning y Revista Qué Leer. Diciembre 2005. Por favor, si lo copias, cítala)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s